domingo, 24 de mayo de 2015

Hallazgo de más fotografías de Toledo hacia 1900 tomadas por Alois Beer

Hace unos meses recordaréis que dediqué una entrada al fantástico fotógrafo austrohúngaro Alois Beer, con imágenes suyas tomadas hacia 1900 y conservadas en varios archivos públicos austriacos.
Pues bien, hoy tengo el placer y la alegría de poder completar aquella entrada con más fotografías que obtuve hace un tiempo, pero de las que hasta ahora desconocía su autor. De ellas tan solo sabía su editor: Elie Xavier Mazo (1861-1936).
Sello de Mazo, Fabrique d´Appareils por la photographie et la Projection
Elie Xavier Mazo
Este empresario francés fue tal vez el mejor ejemplo en aquel país de cómo saber rentabilizar las nuevas tecnologías que a comienzos del siglo XX llegaron a las reproducciones fotográficas. De este modo, Mazo creó un emporio fundado en 1892 y que vivió sus mejores años a partir de 1909 cuando centró sus esfuerzos en la explotación del invento de la denominada "linterna mágica". La linterna mágica era un aparato óptico, considerado el precursor del cinematógrafo, basado en el diseño de la cámara oscura. El aparato recibía imágenes del exterior haciéndolas visibles en el interior de la cámara, invirtiendo el proceso y proyectando las imágenes hacia el exterior.
Las primeras menciones de aparatos de este tipo arrancan hacia 1650, ligadas a dos nombres: Christiaan Huygens y Athanasius Kircher. El artefacto primitivamente constaba de una cámara oscura con un juego de lentes y un soporte corredizo en el que se colocaban transparencias sobre placas de vidrio. Las imágenes se iluminaban con una lámpara de aceite —aún faltaba mucho para el invento de la luz eléctrica—, y para que el humo pudiera tener salida se dotaba al conjunto de una vistosa chimenea.
El italiano Cagliostro mejoró el dispositivo con un juego de ruedas que permitía aumentar o disminuir el tamaño de la imagen proyectada. Más tarde Nollet y Charles la introducen en la Universidad de la Sorbona para apoyar sus enseñanzas de modo visual, y el famoso mentalista Mesmer la emplea en sus cátedras de «magnetismo animal» y en sesiones de hipnotismo. El profesor Jean-Martin Charcot la usó como método curativo de ciertos casos de epilepsia e histeria.
El cambio fundamental en su diseño se produjo con la invención de la lámpara incandescente y del arco voltaico, que mejoraban inmensamente la iluminación por lámpara de aceite. Al surgir poco después la fotografía las transparencias, en un principio pintadas, son sustituidas por diapositivas de modo que la linterna mágica se convirtió virtualmente una ampliadora fotográfica. De aquí al proyector cinematográfico, tan solo restaban unos pocos pasos.
Linterna Mágica de E. Mazo
Anuncio de Mazo, Fabrique d´Appareils por la photographie et la Projection
Como indicaba, Mazo supo rentabilizar el uso de la linterna mágica para las élites burguesas francesas a través de la proyección de fotografías que adquiría a fotógrafos y editores.
Fue así como debió obtener las imágenes de Alois Beer tomadas en Toledo y que hoy os ofrezco.
Anuncio de Mazo, Fabrique d´Appareils por la photographie et la Projection
Anuncio de Mazo, Fabrique d´Appareils por la photographie et la Projection

¿Y cómo descubrí que estas fotografías son de Alois Beer? -os preguntaréis-. Pues lo cierto es que fue por casualidad, como casi siempre. Como os decía, yo contaba hace tiempo con estas copias y las tenía simplemente catalogadas como de "linterna mágica" y editadas por E. Mazo. Una noche, a altas horas, repasando casi sin querer esta carpeta en busca de otra fotografía, me topé con una vista que me resultaba familiar. Acababa de publicar la entrada de Alois Beer y tenía fresco en la memoria el recuerdo de sus imágenes. Al ver esta foto, en una toma poco habitual, se me encendió la bombilla: era una de las fotografías de Beer conservadas en la Biblioteca Nacional de Austria en formato estereoscópico pero que se presentaba ante mí ahora en formato de linterna mágica. Aquí os pongo ambas (es una preciosa vista de San Juan de los Reyes, muy identificable y distinta a las habituales por las casas que se ven en primer término):
San Juan de los Reyes hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026510_P
San Juan de los Reyes hacia 1900. Fotografía de Alois Beer © Österreichische Nationalbibliothek

Al repasar la colección comprobé otras coincidencias, y cotejando todo el archivo tanto por la época de las imágenes como por el estilo y calidad de las mismas, no me quedó ninguna duda de que se trataba de una colección 100% atribuible a Alois Beer, cosa por otro lado lógica pues ya expliqué que Beer se hizo de oro vendiendo sus colecciones para diversos editores en diferentes formatos.
Pasemos pues a disfrutar con esta preciosa ampliación del trabajo de Alois Beer hacia 1900 en Toledo. Siguiendo con San Juan de los Reyes, mirad qué maravilla de vista del monasterio:
San Juan de los Reyes hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD027813_P

Este es el interior del edificio:
San Juan de los Reyes hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026495_P

Probablemente la mejor fotografía de la serie es esta imagen de Zocodover, con sus niños y los cántaros de agua esperando ser llenados en la fuente:
Plaza de Zocodover hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026496_P

Otra imagen deliciosa es esta en la que un grupo de niños posa junto a la Puerta de los Leones de la Catedral:
Puerta de los Leones hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026491_P

Muy bonita es también esta fotografía de la Puerta del Reloj:
Puerta del Reloj hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026492_P

Aquí tenemos una preciosa vista del Claustro de la Catedral:
Claustro de la Catedral hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026500_P

Esta es una vista del Alcázar desde el este:
Alcázar hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica. MTFFD027812_P

Aquí vemos el Torno del Tajo desde el Puente de Alcántara, mucho antes de construir el Puente Nuevo:
Torno del Tajo hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD027811_P

Aquí tenemos al Puente de San Martín:
Puente de San Martín hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026541_P

Esta es una muy buena toma del Puente de Alcántara y el Castillo de San Servando:
Puente de Alcántara y Castillo de San Servando hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026498_P

Esta es una preciosa vista del Barrio del Arrabal:
Santiago del Arrabal hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD027808_P

En la colección de Beer editada por Mazo para linterna mágica hay varias preciosas vistas interiores de la Catedral:
Catedral hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026488_P
Catedral hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026486_P
Catedral hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026501_P
Catedral hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026493_P
Catdral hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026490_P
Catedral hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026502_P
Catedral hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026487_P
Catedral hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD027809_P

Estas son dos soberbias tomas del Hospital Tavera:
Hospital Tavera hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD027814_P
Hospital Tavera hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026497_P

La Puerta del Cambrón aparece así de bella en la colección:
Puerta del Cambrón hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026494_P

El Ayuntamiento puede ser admirado en todo su esplendor:
Ayuntamiento hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026484_P mazo

La fachada de la Catedral no podía faltar en esta serie:
Catedral hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026489_P

El Hospital de Santa Cruz con su preciosa portada plateresca:
Hospital de Santa Cruz hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026483_P

Esta es la fachada norte del Alcázar:
Alcázar de Toledo hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026540_P

No podía faltar una vista del Tajo. Un río por entonces vivo y limpio, que aquí podemos admirar en el tramo cercano a la Fábrica de Armas y el Cristo de la Vega:
Río Tajo y Fábrica de Armas hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD027810_P

Por último, esta genial vista del caserío de la ciudad, con la torre de la Iglesia de la Magdalena en primer término:
Torre de la Magdalena hacia 1905 fotografiado por Alois Beer. Fotografía editada y publicada por E. Mazo para linterna mágica MTFFD026485_P

Como habréis podido comprobar, se trata de una serie formidable de fotografías, hasta ahora sin autor conocido pero que desde este momento podemos agradecer ya al talento de Alois Beer. Es emocionante pensar que estas fotografías trasladaron por un momento a Toledo a cientos de personas de la Francia más adinerada gracias al curioso invento de la linterna mágica.

Para saber más: Historia de la empresa Mazo, por Patrice Guerin (en francés).

sábado, 9 de mayo de 2015

Toledo en los años 50 fotografiado por Evelyn Hofer

Una de las publicaciones de referencia internacional de mediados del siglo XX en cuanto a libros sobre España ilustrados con fotografías fue The Presence of Spain, un fabuloso libro de James Morris (escritora transexual hoy conocida como Jan Morris, aquí su interesante biografía) ilustrado con sensacionales imágenes de la fotógrafa Evelyn Hofer. Morris es sin duda uno de los nombres claves en la literatura de viajes europea.
Jan Morris: Around the World in 50 Years
Portada de The Presence of Spain de James Morris y Evelyn Hofer

El mencionado libro incluía como indicaba excelentes fotografías de nuestra protagonista de hoy: la fotógrafa Evelyn Hofer. Nacida el 21 de enero de 1922 en la localidad alemana de Marburg, emigró junto a su familia a Ginebra (Suiza) en 1933 para escapar del incipiente nazismo, trasladándose después a Madrid. Evelyn intentó sin éxito entrar en el Conservatorio de París, lo que cambió su destino profesional y humano para dedicarse a la fotografía, comenzando como aprendiz en Zúrich y Basilea, formándose en el Studio Bettina y recibiendo clases particulares del célebre Hans Finsler.
Evelyn Hofer en los años 60, autorretrato  fotografiado por Evelyn Hofer en 1962 © Evelyn Hofer
Tras la llegada de Francisco Franco al poder en la guerra civil española, Evelyn Hofer y su familia se trasladaron a vivir a México. Algunos años después, Evelyn se mudó a Nueva York en 1946, donde trabajó con el célebre Alexey Brodovitch, director de la revista de Harper´s Bazaar y entabló amistad con otros grandes como Richard Lindner y Saul Steinberg.
Gravediggers, Dublin, 1966 16 x 20 inch gelatin silver print  (c) Evelyn Hofer
Su carrera dio un giro a mediados de los 50 cuando la escritora Mary McCarthy le pidió que sus fotografías ilustraran su obra The Stones of Florence, una exploración literaria de la historia y la cultura de esta preciosa ciudad. Durante los siguientes cuarenta años Hofer colaboró ​​con escritores de la talla de V.S. Pritchett y la citada Jan (James) Morris para ilustrar libros sobre España, Dublín, Nueva York, Londres, París, Suiza y Washington en los que se mezclan retratos, escenas de campo o paisajes urbanos.
Hofer utilizaba habitualmente una engorrosa cámara con un visor de 4 x 5 pulgadas para realizar sus fotografías, técnicamente perfectas y artísticamente bien construidas. Su estilo se caracterizaba por conseguir composiciones claras y sencillas, pero no simples. Sus retratos muestran protagonistas y escenas casi atemporales, con miradas perdidas o incluso tristes. Gracias a sus conocimientos sobre los procesos químicos implicados en el revelado y la impresión, Evelyn fue una de las primeras fotógrafas de arte en utilizar en los años 60 la fotografía con película a color, trabajando desde entonces tanto en creaciones en blanco y negro como en color. Dejó para el recuerdo algunas memorables fotografías, llegando a ser denominada por el crítico de arte del New York Times Hilton Kramer como "la fotógrafa más famosa de las fotógrafas desconocidas de América". Su trabajo influyó notablemente en grandes fotógrafos como Thomas Struth, Joel Sternfeld, Adam Bartos, Rineke Dijkstra, Judith Alegría Ross y Alex Soth.
Phoenix Park on a Sunday, Dublin, 1966 16 x 20 inch dye transfer print (c) Evelyn Hofer

Evelyn Hofer murió el 2 de noviembre de 2009, en la ciudad de México. Su obra ha sido objeto de exposiciones monográficas y retrospectivas como por ejemplo en el Musée de l'Elysée de Lausana (1994), el Aarggauer Kunsthaus en Suiza (2004), el Fotomuseum en La Haya (2006) y más recientemente en la Villa Stuck de Múnich.
Girl with bicycle, Dublin 1966 © Evelyn Hofer
Springtime, Washington, 1965 16 x 20 inch dye transfer print (c) Evelyn Hofer

Su trabajo toledano, cedido amablemente por el gestor de su legado Andreas Pauly (mil gracias), es por desgracia escaso pero de altísima calidad. Dado que su finalidad era ilustrar el libro de viajes por España de James Morris, la temática de sus fotografías es básicamente paisajística y turística (al menos en las fotos seleccionadas para el libro). Tal vez en un futuro cercano podamos acceder a otras fotografías realizadas por Hofer en Toledo en aquellos días, y quién sabe si en ellas podríamos encontrar temáticas más humanistas o costumbristas, con presencia de personas en ellas.
Por lo pronto disfrutemos con las fotografías de Hofer que ilustraron las páginas dedicadas a Toledo. Aunque el libro se publicó hacia 1964, las imágenes yo las situaría en los finales de los años 50 a la vista del estado de reconstrucción del Alcázar. Comenzaremos por admirar una panorámica desde el Valle. Es una de esas fotografías que no te cansas nunca de ver, técnicamente rozando la perfección, y con detalles que llaman la atención. El caudal del Tajo -era primavera- era muy elevado y el agua rozaba las bases de los troncos de las choperas que se situaban frente al embarcadero del Diamantista. Evelyn Hofer tuvo la suerte de fotografiar el Tajo en sus últimos años como río. Ya sabemos que desde 1967 están datados episodios de espumas, en 1972 quedó oficialmente prohibido el baño en la ciudad y la puntilla llegó en 1979 con los primeros trasvases al Segura. Una fotografía que hoy, por desgracia, es irrepetible pues su gran protagonista -el Tajo- es actualmente una cloaca:
Toledo fotografiado por Evelyn Hofer en los años 50 © Evelyn Hofer

Es sencillamente magistral esta vista de la ciudad desde el oeste, años antes de la construcción del Puente de la Cava y con la Puerta de San Martín aún en pie:
Toledo fotografiado por Evelyn Hofer en los años 50 © Evelyn Hofer

En esta preciosa vista podemos ver el Puente de San Martín y San Juan de los Reyes:
Puente de San Martín fotografiado por Evelyn Hofer en los años 50 © Evelyn Hofer

Hofer fotografió un detalle del Entierro de Señor de Orgaz del Greco:
El Entierro del Señor de Orgaz fotografiado por Evelyn Hofer en los años 50 © Evelyn Hofer

El interior de la Sinagoga de Santa María la Blanca quedó retratado por Hofer:
Interior de la Sinagoga de Sana María la Blanca fotografiado por Evelyn Hofer en los años 50 © Evelyn Hofer

La otra sinagoga, la del Tránsito, aparece aquí con dos curiosidades: la sillería que aún conservaba de su uso como templo cristiano, y los enterramientos en el centro de la nave:
Interior de la Sinagoga del Tránsito fotografiado por Evelyn Hofer en los años 50 © Evelyn Hofer

Aquí vemos un bonito detalle de la sinagoga:
Detalle de la Sinagoga del Tránsito fotografiado por Evelyn Hofer en los años 50 © Evelyn Hofer

Mirad qué formidable fotografía del Transparente de la Catedral. Una obra maestra de la fotografía de interiores:
Transparente de la Catedral de Toledo fotografiado por Evelyn Hofer en los años 50 © Evelyn Hofer

Ya fuera de la ciudad, Evelyn Hofer tomó esta bella vista del Castillo de Guadamur:
Castillo de Guafamur fotografiado por Evelyn Hofer en los años 50 © Evelyn Hofer

Como habréis podido comprobar, estamos ante otra de las grandes fotógrafas de la historia. Y de nuevo Toledo aparece en su obra. Nuestra ciudad fue para ella -como le sucediera a tantos otros grandes genios de la fotografía- un imán de cuyo magnetismo fue incapaz de huir.
Evelyn Hofer trabajando en España en 1963 © Evelyn Hofer

Aprovecho para recordar que aún restan unos días para poder ser mecenas del libro Toledo Olvidado 3, que cerrará la trilogía. No tengo palabras para agradecer todo el apoyo que el proyecto está recibiendo. Ya sabéis que sin vuestro apoyo, el libro jamás sería realidad.