domingo, 1 de febrero de 2009

Las fotografías más antiguas de Toledo y su escatológico origen

Louisa Mary Anne Anson, Lady Loo para sus amigos, era una noble británica que había contraído matromonio el 26 de noviembre de 1838 con el honorable coronel irlandés Edward King Tenison. Ambos tenían dos hijas, Louisa Frances Mary y Frances Margaret Christina, que eran conocidas por sus travesuras. En una ocasión, durante una de las fiestas que sus padres daban en el castillo de Kilronan, las niñas cometieron una inocente gamberrada que cambiaría la vida de sus padres...y algunas cosas más. Las criaturas no tuvieron otra ocurrencia que dejar la tarjeta de visita de su madre colgada en la taza del retrete, para mofa de sus invitados, que a partir de entonces comenzaron a decir "voy a ver a Lady Loo" cada vez que sentían necesidad de ir al excusado, dando así origen según algunos autores a la expresión "to go to the loo", muy común hoy día en todo el mundo anglosajón para referirse a este cotidiano acto.
El caso es que la travesura tuvo sus consecuencias: las niñas fueron directas a un internado y la madre, muy avergonzada en aquella clasista sociedad victoriana, puso pies en polvorosa y comenzó un periplo viajero que le alejara lo más posible de la Pérfida Albión. De este modo nació la carrera de quien, con el tiempo, llegó a convertirse en una de las más afamadas escritoras de viajes de la época. Empezó por un viaje por Oriente, en 1846, recorriendo Jerusalén, Damasco, Petra, Beirut, Nazaret, Estambul y El Cairo, cuyas impresiones dieron como fruto su primer libro: Scketches in the East, Dickinson and Son, Londres, 1846.
Aquella forzada huida derivada de la travesura de sus hijas, le hizo descubrir su fascinación por el mundo oriental, y en busca de sus huellas llegó a España en 1851 acompañada por su marido, Edward King Tenison, que era un aficionado al incipiente arte de la fotografía. De este modo, en busca de ciudades con un pasado islámico, llegaron a Toledo en 1852. Y así fue como fueron tomadas las imágenes exteriores más antiguas de las que se tiene constancia en Toledo, pues mientras Lady Tenison se centraba en escribir sus experiencias y realizar dibujos (que fueron publicadas en su segundo libro, Castile and Andalucia en 1853), Edward King pasaba el tiempo tomando algunas fotografías.
Las técnicas fotográficas estaban muy poco desarrolladas, y por ello cada imagen requería un tiempo de exposición muy prolongado, por lo que el número de fotografías tomadas era reducido. En Toledo, Tenison tomó al menos cuatro mediante el método del calotipo, de las cuales a día de hoy puedo ofreceros tres, que fueron publicadas en otro libro titulado Recuerdos de España.
Portada del libro Recuerdos de España de Edward King Tenison. Bibliothèque Nationale de France
La más llamativa y famosa de todas es la fotografía de San Juan de Los Reyes en la que aún puede verse la Capilla de la Beata Mariana de Jesús, edificada en 1732 y que fue demolida en 1864.
Monasterio de San Juan de los Reyes (Toledo) en 1852. Calotipo de Edward King Tenison publicado en el libro Recuerdos de España. Bibliothèque Nationale de France (Paris)

Muy destacada es también esta imagen del Puente de Alcántara y del Alcázar donde puede aún verse el efecto del ataque napoleónico sobre la fortaleza, el Hospital de Santiago antes de ser dinamitado en 1884 y los últimos muros de lo que fue el Convento del Carmen Calzado, por los que descendiera San Juan de la Cruz en su huida de la celda en la que fue encerrado en este convento.
Alcázar y Puente de Alcántara  (Toledo) en 1852. Calotipo de Edward King Tenison publicado en el libro Recuerdos de España. Bibliothèque Nationale de France (Paris)

Esta fotografía fue usada por su esposa para a partir de ella dibujar un grabado que ilustró su libro Castile and Andalucia:
Vista de Toledo dibujada por Lady Louisa Tenison a partir de un calotipo tomado por su marido Edward King Tenison en 1852. Ilustró su libro "Castile and Andalucia" publicado en 1853

La tercera imagen que de momento puedo reproduciros es esta de la Puerta del Sol, que la verdad es que ha cambiado poco desde entonces:
Puerta del Sol en 1852. Calotipo de Edward King Tenison

Para finalizar esta curiosa y bonita historia del origen de las fotografías, os dejo con unas palabras de la propia Lady Loo Tenison: "Toledo es quizá, la ciudad más interesante de España por su bella situación y por su pasado histórico".

14 comentarios

Anónimo dijo...

Como siempre, magnífica entrada Eduardo. Por cierto, ¿de que lugar se trata la cuarta fotografía?¿Podrás encontrarla?

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

Se trata nada más y nada menos que de una vista general de la ciudad, que fue expuesta en una muestra de la Photographic Society en Londres en 1854. Desde entonces, parece habérsela tragado la tierra...pero seguiré investigando en ratillos libres. Sería maravilloso hallarla...¡la vista de la ciudad más antigua jamás tomada!
Gracias.

Jajaja dijo...

No es raro que las primeras imágenes de Toledo sean de una viajera inglesa, imágenes que, por cierto, te agradezco que nos permitas contemplar. La fascinación por España es algo bastante común entre franceses e ingleses en el siglo XIX. España es para ellos lo exótico, una cosa así como Arabia pero (un poco) más civilizados y a dos pasos de casa.

Por cierto, tu blog (al que he llegado gracias a una amiga común) es excelente. Con tu permiso lo voy a agregar a los enlaces del nuestro.

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

Muchas gracias. Por supuesto, tienes mi permiso, faltaría más.

Pedro Liñán de Riaza dijo...

¡¡¡Me quito el cráneo!!! Asombrado me ha dejado Vd. Don Eduardo.

Anónimo dijo...

Una entrada encantadora. Realmente tuvo que sentirse cautivada por esta maravillosa ciudad, la señora Loo. Gracias, Edu.
Mimi.

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

Muchas gracias a todos...sois muy amables.
Espero seguir haciéndoos disfrutar.

Nilla dijo...

Cada vez me gusta más Toledo al descubrir lo interesante que es su historia más próxima. Excelente.
Nilla

Alatriste dijo...

Bendito el momento en que las hijas dejaron esa tarjeta en el excusado.

Me ha dejado asombrado esta historia, lo de las fotos más antiguas de Toledo te habrá llevado su miga; desde luego llevas tus investigaciones muy lejos.

Un saludo

José Luis Rubio dijo...

Me encanta ver esas fotos, me encanta como está presentada la entrada, me encanta como escribes y me encanta tu trabajo, Eduarado. Eres un crack.

Eduardo Sánchez Butragueño dijo...

¡Muchas gracias, de verdad!

Pedro Liñán de Riaza dijo...

Es muy probable que hayas publicado parte de esa vista general que fue expuesta en la Photographic Society en Londres en 1854.
Cito al académico, de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Publio López Mondejar (La Huella De La Mirada: Fotografía Y Sociedad En Castilla-La Mancha, 1839-1936):
“En un comentario, anónimo, publicado en 'La Lumière', en su edición del 24 de febrero de 1855, se afirma que Tenison es el autor de una vista de Toledo de 27 cm de alto por 1,06 m de ancho, efectuada en tres tomas que componen un 'espectacular panorama'.

Según Francisco Alonso Martínez (Daguerrotipistas, calotipistas y su imagen de la España del siglo XIX), la fotografía titulada 'Puente de Alcántara y Alcázar' muy bien podría constituir la imagen central del mentado tríptico.”

Loc@ dijo...

La puerta del Sol es la imagen clásica de algunos calendarios de hace años, yo tuve/tengo? no sé, me estraña que me deshiciera de ella pero... Un abrazo. PAQUITA

Luis Siabala Valer dijo...

Muchas gracias, apreciado amigo Eduardo por esta revelación fotográfica sobre Toledo y la importante documentación que lo respalda. Cordiales saludos

© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall