jueves, 22 de octubre de 2009

Los tesoros de la fotografía toledana en el Victoria and Albert Museum

El Victoria and Albert Museum de Londres es uno de los museos más famosos del Reino Unido y el más grande del mundo en cuanto a artes decorativas se refiere.
Entre sus miles de obras de arte conserva una extensa colección de fotografías antiguas del siglo XIX, entre las que se encuentran varias decenas tomadas en Toledo y que están desde hace unos días disponibles en su página web.
Las imágenes que podemos admirar tomadas en Toledo corresponden a dos autores considerados auténticos mitos de la fotografía histórica: el galés Charles Clifford y el inglés Francis Frith.
Comenzaré por ofreceros las de Clifford, tal vez el fotógrafo más influyente en la España del siglo XIX pues llegó a ser el fotógrafo oficial de la corte de Isabel II. Nacido hacia 1820, se instaló en Madrid hacia 1850 y comenzó una serie de trabajos que le llevaron a fotografiar los lugares más pintorescos del país y las obras por entonces emblemáticas como las del Canal de Isabel II.
Viajó en diversas ocasiones a Toledo y por poco no fue el autor de las imágenes exteriores más antiguas aquí tomadas, pues estaán datadas en 1853, sólo un año después de las tomadas por el irlandés Edward King Tenison.
Las conservadas en el Victoria and Albert Museum comienzan pues, por orden cronológico, por las de 1853. Entre ellas destaca la primera vista real de la calle de Santo Tomé. Al verla, uno no puede dejar de admirarse de la enorme similitud existente con su estado actual pese a los más de 150 años transcurridos:
Calle de Santo Tomé de Toledo en 1853. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London

También de 1853 es esta imagen del Monasterio de San Juan de los Reyes, en estado parcialmente ruinoso tras los destrozos de los franceses y que se corresponde con la imagen romántica que ese estado de semiabandono del monasterio tanto inspiró a Gustavo Adolfo Bécquer:
San Juan de los Reyes en 1853.Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London

También en 1853 Clifford tomó esta imagen de la portada del Convento de San Clemente conservada en el Victoria and Albert Museum:
Convento de San Clemente en 1853. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London

En 1857, año de la llegada de Bécquer a Toledo, Clifford volvió a fotografiar San Juan de los Reyes. Es bonito imaginar que ambos pudieran coincidir allí físicamente, uno retratando ese ambiente romántico con palabras y otro haciéndolo con aquellas rudimentarias, ingeniosas e incipientes artes fotográficas:
Claustro de San Juan de los Reyes en 1857. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London
Claustro de San Juan de los Reyes en 1857. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London

También en 1857 fue tomada esta fotografía del interior del Alcázar, que del mismo modo estaba ruinoso por el ataque napoleónico:
Alcázar de Toledo en 1857. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London

De 1857 data también esta preciosidad de imagen: la Puerta del Sol en un día de nieve y rodeada de todo tipo de enseres.
Puerta del Sol de Toledo en 1857. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London

Clifford retrató la imagen general de la ciudad en ese mismo año 1857 en estas dos imágenes que pueden componerse como una sóla:
Toledo en 1857. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London
Toledo en 1857. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London

Ya en 1858, Clifford tomó estas fotografías de la Puerta de los Leones de la Catedral, y de la fachada principal:
Puerta de los Leones de la Catedral de Toledo en la primavera de 1858. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London
Catedral de Toledo en 1858. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London

Ese mismo año fotografió la fachada del Museo de Santa Cruz:
Museo de Santa Cruz en 1858. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London

También de ese año es la fotografía de los restos del Artificio de Juanelo:
Puente de Alcántara y Artificio de Juanelo en la primavera de 1858. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London

El Puente de San Martín también fue inmortalizado por Clifford en 1858:
Puente de San Martín en 1858. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London

La Puerta del Sol volvió a ser retratada por Clifford en 1858, esta vez en un día soleado:
Puerta del Sol hacia 1858. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London

En 1859 fue tomada la que probablemente es la más antigua vista de la Catedral desde la Calle Ancha. Todo un privilegio para la vista:
Catedral desde la Calle Ancha en 1859. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London

De 1859 es también esta vista de la Catedral:
Catedral de Toledo en 1859. Fotografía de Charles Clifford. © Victoria and Albert Museum, London

En cuanto a las fotografías del inglés Francis Frith en el Victoria and Albert Museum, deciros que se trata de auténticas joyas muy poco conocidas. Frith fue uno de los primeros fotógrafos occidentales en adentrarse en Oriente Medio, fotografiando países como Egipto, Palestina o Siria. Fundó la que fue la primera compañía de producción de imágenes especializadas así como destinadas al turismo. Frith tuvo también una curiosa faceta intelectual religiosa como destacado cuáquero, promulgando una versión ultraliberal del cristianismo.
Las fotografías de Frith correspondientes a Toledo están datadas hacia 1862 ó 1863. Son de gran valor estético e histórico. Comenzaré por ofreceros esta preciosa imagen de la Casa del Diamantista y el Cerro del Bú:
(Actualización: al parecer estas fotografías no fueron tomadas por el propio Francis Frith sino por el galés Robert Peters Napper (Newport, Monmouthshire 1819 – Newport 1867) por encargo de Frith, para el cual trabajaba en aquella época antes de que sus desavenencias les separaran)
Casa del Diamantista y Cerro del Bú hacia 1860. Fotografía de Francis Frith. © Victoria and Albert Museum, London

Esta imagen del Puente de Alcántara tiene la peculiaridad de ofrecernos una vista de la Puerta de San Ildefonso apuntalada poco antes de su derribo en 1871:
Puente de Alcántara y Alcázar de Toledo hacia 1860. Fotografía de Francis Frith. © Victoria and Albert Museum, London
Puerta de San Ildefonso apuntalada antes de su derribo por ruina. Fotografía de Francis Frith

Esta fotografía del Puente de San Martín nos permite observar una curiosa garita en su acceso interior. También es interesante comprobar la práctica ausencia de edificaciones al otro lado del río, en el Barrio de Solanilla y Carretera de Navalpino:
Puente de San Martín hacia 1860. Fotografía de Francis Frith. © Victoria and Albert Museum, London

Esta instantánea corresponde a la fachada de la Catedral y la Plaza del Ayuntamiento:
Catedral de Toledo hacia 1860. Fotografía de Francis Frith. © Victoria and Albert Museum, London

Esta fotografía de Santiago del Arrabal y la Puerta de Bisagra desde las Covachuelas nos deja la curiosidad en primer término de una extraña construcción que no he sabido identificar (¿tal vez un horno?):
Santiago del Arrabal y Puerta de Bisagra hacia 1860. Fotografía de Francis Frith. © Victoria and Albert Museum, London

En esta imagen tomada desde el Alcázar podemos ver la Catedral aún con la Torre del Reloj en pie. También es curioso ver la ausencia en el caserío del Teatro de Rojas, no finalizado hasta 1879. Lo que se ve en su lugar es el corral de comedias allí existente hasta su demolición iniciada en 1866 para ejecutar el nuevo teatro:
Catedral de Toledo hacia 1860. Fotografía de Francis Frith. © Victoria and Albert Museum, London

Esta es una vista general de la ciudad desde enfrente de la Casa del Diamantista:
Vista de Toledo hacia 1860. Fotografía de Francis Frith. © Victoria and Albert Museum, London

Sirva esta entrada de pequeño homenaje a estos dos genios de la fotografía del siglo XIX, y de reconocimiento a la estupenda labor de difusión que lleva a cabo el Victoria and Albert Museum de Londres. Ójala cunda el ejemplo en los museos de España.

Y hablando de tesoros, no puedo finalizar esta entrada sin compartir con todos vosotros la llegada del mayor tesoro posible: mi hijo Eduardo acaba de nacer y ha llenado de felicidad a mí y a los que más quiero.

domingo, 18 de octubre de 2009

La Puerta de Valmardón

Esta preciosa puerta puede que sea uno de los lugares de Toledo que más nombres ha tenido en su larguísima historia. Siendo actualmente aceptado su nombre oficial de Puerta de Valmardón (proveniente del árabe bab al-Mardum que significa puerta tapiada o condenada), son numerosas sus citas en otras épocas con los nombres de Balmardón, Valmadrón, Malbardón, Valmerdón, Puerta del Mayordomo, Puerta de la Cruz, Puerta del Cristo de la Luz, Puerta de Ajilana o Agilana y Puerta de Aquilina.
La excelente medievalista Clara Delgado Valero la estudió en profundidad descubriendo que, en contra de lo que se creía, esta puerta no era la entrada principal a la medina sino que esta función la ejercía la bab Mu´awiya (hoy conocida como Puerta del Sol). Esta hipótesis se veía reforzada por el propio nombre de la puerta, que indica que esta puerta estuvo el tiempo suficiente tapiada o condenada como para pasar con ese nombre de generación en generación. Su origen estaría situado alrededor del siglo IX y no se conoce muy bien qué motivo su construcción ni la fecha en que fue tapiada.
Probablemente en sus inicios contaría con una altura mucho mayor y seguramente fue mutilada en fecha desconocida.
Se sabe que en época medieval tras la Reconquista la Puerta de Valmardón fue cárcel de corte así como casas de carnicería pertenecientes a población musulmana. En tiempo de los Reyes Católicos era la vivienda oficial del Corregidor de Toledo, pues se sabe que fue cedida a Pedro Lasso de Castilla y que tuvo allí sus audiencias de Corregidor. Esta finalidad debió requerir la ejecución de ciertas obras entre las que podría incluirse la construcción del patio gótico que se situaba junto a la puerta (conocido como Casa del Rastrillo) y que fue desmontado hacia 1970 por amenazar ruina.
A finales del siglo XVIII fue trasladado a esta puerta el hospital de San Lázaro de tiñosos, sarnosos y leprosos manteniéndose esta utilización del edificio hasta mediados del XIX.
Las fotografías de la Puerta de Valmardón son numerosas, siendo las más antiguas las correspondientes al siglo XIX tomadas por Casiano Alguacil, Jean Laurent o James A. Sinclair.
Puerta de Valmardón de Toledo en el siglo XIX. Foto de Casiano Alguacil
Puerta de Valmardón de Toledo en el siglo XIX. Foto Jean Laurent. Colección Luis Alba
Puerta de Valmardón y Mezquita del Cristo de la Luz (entonces tapada por casa del santero) hacia 1890. Casa de los Tiros, Granada.
"Water Carriers" (Aguadores) en la Puerta de Valmardón. Foto de James A. Sinclair hacia 1900. Expuesta en la 1900 Forty-fifth Annual Exhibition of the Royal Photographic Society

El resto de imágenes que os dejo forman parte de las tomadas desde los comienzos del siglo XX hasta aproximandamente 1960.
Puerta de Valmardón de Toledo hacia 1900
Puerta de Valmardón de Toledo hacia 1900
Puerta de Valmardón hacia 1900
Puerta de Valmardón hacia 1915 vista desde la Puerta del Sol. Fotografía de Kurt Hielscher. The Hispanic Society of America
Puerta de Valmardón de Toledo a inicios del siglo XX.
Puerta de Valmardón de Toledo hacia 1900
Mezquita del Cristo de la Luz (Toledo), a principios de siglo. Foto Kurt Hielscher
Mezquita del Cristo de la Luz (Toledo), con su fachada tapiada en el siglo XIX
Puerta de Valmardón de Toledo hacia 1900. Foto Hauser y Menet
Mezquita del Cristo de la Luz (Toledo), a principios de siglo (1925) Foto Loty
Puerta de Valmardón de Toledo a inicios del siglo XX
Puerta de Valmardón (Toledo), a principios de siglo. Foto en 1915 de Louis Levy
Puerta de Valmardón de Toledo a inicios del siglo XX.
Puerta de Valmardón de Toledo hacia 1900. Foto Hauser y Menet
Puerta de Valmardón a principios del siglo XX. Fototeca de la Universidad de Sevilla. Foto M. Moreno
Puerta de Valmardón de Toledo. Foto González Nieto hacia 1930
Puerta de Valmardón de Toledo a inicios del siglo XX
Puerta de Valmardón de Toledo a inicios del siglo XX. Foto M. H.
Puerta de Valmardón de Toledo.
Puerta de Valmardón de Toledo a inicios del siglo XX. Foto Aldus
Puerta de Valmardón de Toledo a inicios del siglo XX. Foto Aldus
Puerta de Valmardón en 1915. Foto de R. Gonzalez
Puerta de Valmardón de Toledo hacia 1945
Puerta de Valmardón de Toledo hacia 1955
Puerta de Valmardón de Toledo hacia 1960

En esta imagen de Julio Porres se observa con cierta claridad el patio gótico de la Casa del Rastrillo antes aludido. Estaba formado por pilares ochavados con capiteles que portaban el escudo de los Mendoza así como otro escudo con una banda diagonal, un león y un castillo.
Casa del rastrillo junto a la Puerta de Valmardón. Patio desmontado en 1970 por ruina. Foto Porres

Durante el siglo XX la puerta fue el estudio del estupendo pintor Tomás Camarero, muy recordado por muchos toledanos.

En la actualidad acoge un restaurante y bar de copas que permite acceder a su interior y contemplar toda su estructura interna.

La Puerta de Valmardón en Google Maps:

Ver Toledo Olvidado en un mapa más grande
© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall