viernes, 14 de abril de 2017

El Cristo de las Aguas en alta resolución 81 años después de su destrucción

En plena Semana Santa como nos encontramos, creo que es el mejor momento para compartir con todos vosotros uno de los últimos hallazgos fotográficos que recientemente he tenido la suerte de realizar. Y digo suerte porque en esta ocasión poco o nada especial tuve que hacer: solamente abrir una caja llena de negativos con un impagable contenido y ser capaz de reconocer el valor de lo allí fotografiado. Mi infinito y eterno agradeciemiento Luis Rodríguez Bausá por permitirme el escaneo y divulgación de las imágenes contenidas en la caja.
En futuras entradas iré desgranando algunas de las imágenes contenidas en ese recipiente, y me centraré hoy únicamente en una fotografía. Ni más ni menos que el negativo original de la mejor fotografía que jamás vi del valiosísimo y veneradísimo Cristo de las Aguas, tomada por la Casa Rodríguez en los años 20.
Antes de ofreceros la imagen, es necesario recordar que esta talla, al parecer ejecutada en el siglo XVI, ocupó su lugar durante siglos en el desaparecido Convento del Carmen Calzado (situado en el actual paseo del Carmen, junto a Doce Cantos), siendo trasladada a la Iglesia de la Magdalena cuando el citado convento iba a ser sucesivamente desocupado, desmantelado y derribado. Pertenecía a la antiquísima cofradía de la Veracruz y del Cristo de las Aguas, según muchas fuentes considerada la más antigua de Toledo, de la que incluso decían que había sido fundada por el Cid Campeador. La imagen se perdió para siempre en el fatídico verano de 1936 durante la guerra civil, pues los bombardeos sobre el Alcázar destruyeron la mencionada Iglesia de la Magdalena, situada muy cerca del baluarte.
Sea como fuere, lo cierto es que el Cristo era uno de los más queridos de la ciudad, y a él se le pedían milagros relacionados (¿cómo no?) con el líquido elemento, siendo habitual que se le sacara en procesión en las sucesivas sequías, tan recurrentes y habituales en nuestro duro clima castellano.
Diario La Unión Católica del 28 de abril de 1896. reseña de la salida en procesión del Cristo de las Aguas en rogativa pidiéndole la lluvia que acabase con la sequía
El Cristo tenía su propia leyenda (texto completo aquí), la cual narraba cómo apareció milagrosamente en las aguas del Tajo en Toledo.
Se conservaban imágenes del Cristo (luego ofreceré una selección de ellas), pero solían ser de escasa calidad o tomadas desde la distancia. De ahí mi enorme alegría cuando comprendí, al mirar el negativo al trasluz, que estaba ante el original de su mejor fotografía en primer plano. Sobrecoge admirar al ver la imagen el grado de detalle que el negativo ofrece: se pueden contar los cabellos, recorrer con la vista los pequeños pliegues de la barba, contar cada espina de su corona o leer la inscripción que se situaba tras él:
Cristo de las Aguas, Iglesia de la Magdalena. Fotografía de Rodríguez, años 20.
Cristo de las Aguas en los años 20. Foto Rodríguez.

Impresionante, ¿verdad? Veamos ahora el resto de fotos que existen de la talla. Aquí le vemos en su ubicación en la iglesia:
306 - Imagen del Cristo de las Aguas en la iglesia de la Magdalena
El Jueves Santo el Cristo de las Aguas desfilaba junto con las valiosas tallas de la Iglesia de la Magdalena junto a su cofradía:
Cristo de las Aguas desfilando en Semana Santa en la Plaza de San Vicente. Fotografía de Francisco Rodríguez Avial hacia 1910 © Herederos de Francisco Rodríguez Avial
Cristo de las Aguas en una procesión de Semana Santa durante la II República. Colección Luis Alba.
Cristo de las Aguas  © Fondo Rodríguez. Archivo Histórico Provincial. JCCM. Signatura 01B-333
Cristo de las Aguas en 1924
Pasos de Semana Santa de la Iglesia de la Magdalena, destruidos en la Guerra Civil (al fondo de la imagen el famoso Cristo de las Aguas)
Procesión de jueves Santo a comienzos del siglo XX © MECD, Fototeca del IPCE, signatura VN-10439_P

Hoy, gracias a la magia de la fotografía, esta talla está un poco menos perdida...un poco más presente. La calidad de la imagen es tal que un buen tallista sería capaz de reproducir su rostro fielmente y, ¿quién sabe?, reavivar en Toledo el interés por este Cristo que, a la vista del estado del Tajo, tal vez sea el único capaz de obrar el milagro de reaparecer metido en una caja en su descenso aguas abajo para de una vez por todas despertarnos de nuestra apatía por el estado del río. El problema es que sería probable que en lugar de besar la orilla junto al Puente de Alcántara apareciera junto a un campo de golf en tierras murcianas. Lo siguiente sería atribuir la talla a Salzillo, y el expolio sería ya completo.

Luchemos todos, gentes del campo y de la ciudad, creyentes y no creyentes, por recuperar la dignidad de nuestro río y de de nuestras aguas para que, aunque solo sea una fantasía, nuestros hijos puedan también escribir bellas historias ligadas al río que nos rodea.

domingo, 26 de marzo de 2017

Toledo en la primavera de 1955 fotografiado por Cas Oorthuys

Casparus Bernardus Oorthuijs, conocido como Cas Oorthuys, nació en Leiden (Países Bajos) el 1 de noviembre de 1908 y falleció el 22 de julio de 1975 en Ámsterdam (Holanda). Nació y creció en el seno de una familia de pastores religiosos protestantes. Tras estudiar arquitectura en Haarlem, se desarrolló espiritualmente y se convirtió en vegetariano y antimilitarista. También mostró gran interés por la literatura comunista. En 1930 inició su trabajo durante dos años como dibujante de arquitectura en Ámsterdam, pero fue despedido por la crisis. Se afilió al Partido Comunista de Holanda y trabajó como diseñador gráfico y fotógrafo. Junto con el pintor Jo Voskuil regentó entre 1932 y 1935 la agencia OV 20.
Cas Oorthuys
Su obra durante aquellos años tuvo una fuerte carga propagandística procomunista, incluyendo temáticas como la pobreza, la brutalidad policial, el paro y los desahucios. En 1936 se estableció como fotógrafo autónomo realizando reportajes para revistas, ilustraciones de libros y organizando exposiciones fotográficas. Durante la ocupación alemana fue obligado a ser miembro de la Asociación de Periodistas Holandeses, donde todos los fotógrafos de prensa tuvieron que inscribirse en 1941. Durante la guerra trabajó en una comisión para tomar fotos para un libro sobre la agricultura en los Países Bajos. El partido comunista le facilitó en 1942 un pasaporte y documentación de identidad falsos. En mayo de 1944 fue detenido por los nazis y llevado al campo de Amersfoort. Después de tres meses preso, fue liberado y pasó a ejercer como fotógrafo en la clandestinidad en un grupo de reporteros de Ámsterdam entre los que se encontraban Fritz Kahlenberg, Charles Breijer y Boris Kowadlo.
Cas Oorthuys con una cámara oculta bajo su abrigo (grabación reconstruida después de la guerra ), en su casa en el Amstel 3, Amsterdam (finales de mayo de 1945). Foto de Charles Breijer.
Después de la guerra, Oorthuys cubrió una gama mucho más amplia de temas en su obra fotográfica, liberado tanto del entorno eclesiástico de sus padres como del período comunista con el que tanto simpatizó en sus primeros años. Retrató la vida de la gente común con una visión humanista de la vida, publicando muchos libros fotográficos de temáticas variadas. Oorthuys dejó a su muerte un archivo de más de medio millón de negativos, conservados en buena medida en el Fotomuseum de Rotterdam. En mayo de 1955 visitó España junto con el poeta Bert Schierbeek (1918-1996), recalando en Toledo donde consiguió imágenes de belleza impagable. Al año siguiente ambos publicaron el libro de viajes Hart van Spanje (El corazón de España).
Tuve la suerte de poder incluir sus mejores fotos toledanas en el libro Toledo Olvidado 3 en 2015 y hoy es para mí un enorme placer poder ofreceros la práctica totalidad de sus imágenes tomadas en Toledo. Pronto vais a comprender por qué Oorthuys es una de las máximas figuras históricas de la fotografía neerlandesa. Comenzaremos por ver mi preferida: una deliciosa vista de la Plaza de la Bellota, en la que una joven y una niña posan mientras el cántaro se llena. ¡Cuánta belleza en una estampa tan sencilla y cotidiana!
Cogiendo agua en la fuente de la Plaza de la Bellota de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam

La vida de los niños toledanos en 1955 necesitaba, ante la ausencia de tecnología o grandes medios económicos, del contacto directo con la calle para disfrutar entre amigos. En esta preciosa estampa, Oorthuys retrató unos niños que, tras las rejas de su casa, parecen ansiosos por tener el permiso de su madre para salir a jugar:
Niños en una ventana de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam

Las escenas cotidianas eran para Oorthuys fuente de constante inspiración. Era capaz de captar la belleza del día a día de un modo magistral, como demostró aquí en esta vista de la confluencia de las calles Tornerías, Portugueses, Solarejo y Bajada del Corral de Don Diego:
Calle de Tornerías, esquina Solarejo y Cuesta de Portugueses en Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam

Zocodover en 1955 lo era todo para los toledanos: lugar de encuentro, mentidero, espacio para el paseo, centro de ocio y recreo...¡Qué mejor resumen de lo que Zocodover significaba para los toledanos de entonces que esta fotografía!
Plaza de Zocodover de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam

¿Qué decir de esta imagen? Sublime contraluz al atardecer, con los arcos de la Puerta del Sol como protagonistas de la escena. Una tarde de primavera en Toledo, su inigualable luz y el talento de Oorthuys: con esos mimbres solo podía salir esta maravilla:
Vista desde el interior de la Puerta del Sol de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam

Así se veía la puerta desde el otro lado:
Puerta del Sol de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam

El Toledo más típico llamó la atención de Cas, que retrató a los vendedores ambulantes que ya poblaban la ciudad en busca de turistas:
Dos personajes con trajes típicos de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam
Un burro de un vendedor de cerámica de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam

La pobreza era también un motivo habitual en las fotografías de Oorthuys. Esta anciana sentada en los escalones de una puerta fue retratada por el holandés:
Una anciana de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam

Así de bella luce la sinagoga de Santa María la Blanca en esta imagen de Cas Oorthuys:
Sinagoga de Santa María la Blanca de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam

La Mezquita del Cristo de la Luz aparece también en el reportaje:
Mezquita del Cristo de la Luz de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam

El Museo del Greco fue, ¿cómo no?, parada obligada en el itinerario de Oorthuys:
Museo del Greco de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam

El interés por la obra del Greco le llevó también a la Iglesia de Santo Tomé para retratar el lienzo de El Entierro del Señor de Orgaz:
Entierro del Señor de Orgaz del Greco en la Iglesia de Santo Tomé de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam

La Catedral, por supuesto, también fue retratada por Cas Oorthuys:
Catedral de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam
Catedral de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam

Para finalizar, San Juan de los Reyes aparece en estas fotografías:
Monasterio de San Juan de los Reyes de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam
Monasterio de San Juan de los Reyes de Toledo en la primavera de 1955. Fotografía de Cas Oorthuys © Nederlands Fotomuseum, Rotterdam

Como habréis podido comprobar, estamos ante una serie de fotografías de una belleza impagable tomadas por un fotógrafo sensacional. Es una gozada para la vista deleitarse en la contemplación pausada de sus imágenes que, más de 60 años después, nos trasladan a un Toledo que es, a la vez, muy diferente del actual pero tremendamente reconocible, ¿no creéis?

sábado, 11 de marzo de 2017

Toledo en 1965 fotografiado por Jacques Revault

Nacido el 26 de agosto de 1902 en Saint-Germain du Val (Francia), Jacques Revault fue uno de los más destacados estudiosos y divulgadores del arte islámico de toda Europa en el siglo XX. Sus libros y artículos se cuentan por centenares y es considerado una verdadera referencia en el mundo académico. Falleció el 8 de septiembre de 1986, a los 84 años de edad, tras dedicar su vida al estudio y la investigación del arte de influencia islámica, con especial dedicación a todo lo relacionado con Túnez.
Como no podía ser de otro modo en un erudito de este campo del arte, Toledo fue parada obligatoria en su actividad investigadora. A nuestra ciudad dedicó un extensísimo reportaje fotográfico realizado por él mismo en el verano de 1965 que hoy tengo el placer de resumiros 52 años después de haber sido realizado, de la mano de la mediateca de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme.
Revault tomó 170 fotografías de la ciudad, con especial hincapié en la arquitectura de influencia musulmana, aunque también retrató otros muchos detalles de la ciudad que hoy constituyen un tesoro documental. Sería demasiado pesado incluir las 170 imágenes en esta entrada, por lo que he seleccionado las que he creído más interesantes, pero aquel que quiera verlas todas puede acceder a ellas en mi galería de Flickr.
Comenzaremos por ver las imágenes tomadas en uno de los patios más pintorescos de la ciudad: el conocido como Palacio de Medinilla (debido a que en él fue asesinado el célebre Baltasar Elisio de Medinilla) en la Plaza de Santa Teresa. Su aspecto en 1965 era contradictorio: lleno de vida y destartalado a la vez. En la actualidad se encuentra restaurado, por lo que verle en el estado primitivo es verdaderamente curioso, con sus vecinos que entonces lo ocupaban, incluyendo los pájaros que trinaban en sus jaulas alegrando el ambiente:
Casa donde falleció Baltasar Elisio de Medinilla (Plaza de Santa Teresa) fotografiada en en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Casa donde falleció Baltasar Elisio de Medinilla (Plaza de Santa Teresa) fotografiada en en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Casa donde falleció Baltasar Elisio de Medinilla (Plaza de Santa Teresa) fotografiada en en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Casa donde falleció Baltasar Elisio de Medinilla (Plaza de Santa Teresa) fotografiada en en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Casa donde falleció Baltasar Elisio de Medinilla (Plaza de Santa Teresa) fotografiada en en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Casa donde falleció Baltasar Elisio de Medinilla (Plaza de Santa Teresa) fotografiada en en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Casa donde falleció Baltasar Elisio de Medinilla (Plaza de Santa Teresa) fotografiada en en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Casa donde falleció Baltasar Elisio de Medinilla (Plaza de Santa Teresa) fotografiada en en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Casa donde falleció Baltasar Elisio de Medinilla (Plaza de Santa Teresa) fotografiada en en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

Una porción importante de los negativos toledanos de Revault fueron tomados en el Convento de la Concepción Francisca, con especial detalle para la primorosa capilla de San Jerónimo:
Convento de la Concepción Francisca en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Convento de la Concepción Francisca en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Capilla de San Jerónimo del Convento de la Concepción Francisca en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Convento de la Concepción Francisca en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Capilla de San Jerónimo del Convento de la Concepción Francisca en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Convento de la Concepción Francisca en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

Aún se encontraba allí el Arco de los Pavones, que procedente de la “casa güena” de Fernán Álvarez de Toledo “el Viejo”, Señor de Higares (conocida erróneamente como Palacio del Rey Don Pedro en la Plaza de Santa Isabel) fue trasladado en 1889 a la capilla de San Jerónimo del convento de la Concepción Francisca. En 2009 fue desmontado para restaurarlo y volverlo a montar en la ampliación del Museo de Santa Cruz en el convento de Santa Fe. Hoy en día no es posible verlo.
Arco de los Pavones en el convento de la Concepción Francisca en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

La Sinagoga de Santa María la Blanca lucía así de bella en 1965:
Sinagoga de Santa María la Blanca en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Sinagoga de Santa María la Blanca en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Sinagoga de Santa María la Blanca en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

En el barrio templario de San Miguel, Revault tomó excelentes imágenes. Hay una buena serie de fotos de artesonados y yeserías que podrían corresponderse con la casa del Temple y aledaños:
Iglesia de San Miguel en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Decoración en yeserías y artesonados en el entorno de la Iglesia de San Miguel en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Decoración en yeserías y artesonados en el entorno de la Iglesia de San Miguel en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Decoración en yeserías y artesonados en el entorno de la Iglesia de San Miguel en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Decoración en yeserías y artesonados en el entorno de la Iglesia de San Miguel en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

La Plaza de Santa Eulalia aparece preciosa:
Plaza de Santa Eulalia en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

Son bellísimas las tomas de Santiago del Arrabal:
Santiago del Arrabal en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Santiago del Arrabal en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Santiago del Arrabal en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Santiago del Arrabal en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Arrabal de la Antequeruela y Puerta de Bisagra en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

La Mezquita del Cristo de la Luz, que justo un año antes había sufrido el derrumbe de una de sus esquinas, aparece recién restaurada:
Mezquita del Cristo de la Luz en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Mezquita del Cristo de la Luz en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Mezquita del Cristo de la Luz en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Mezquita del Cristo de la Luz en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Mezquita del Cristo de la Luz en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Mezquita del Cristo de la Luz en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

La vecina Puerta de Valmardón:
Puerta de Valmardón en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

La Sinagoga del Tránsito:
Sinagoga del Tránsito en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Sinagoga del Tránsito en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

La Iglesia de San Vicente:
Iglesia de San Vicente en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Ábside de la Iglesia de San Vicente en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Ábside de la Iglesia de San Vicente en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

El Cristo de la Vega:
Cristo de la Vega de Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Cristo de la Vega en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Cristo de la Vega en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

Algunas curiosas portadas, como esta que servía de tienda de alimentación (¡qué precios!):
Portada en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

La torre de Santo Tomé:
Torre de Santo Tomé en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

El Hospital Tavera:
Hospital Tavera en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Hospital Tavera en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

Desde dentro del Hospital Tavera aún se veía el ruinoso edificio del la Escuela Normal de Magisterio (actual Paseo de Sisebuto), a punto de ser demolido por completo:
Hospital Tavera en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

La Puerta de Bisagra, con sus guardias de casco blanco:
Puerta de Bisagra en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

La Puerta Vieja de Bisagra:
Puerta Vieja de Bisagra en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

El Puente de San Martín:
Puente de San Martín en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Puente de San Martín en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

El Hospital de Santa Cruz:
Hospital de Santa Cruz en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

La Catedral:
Catedral de Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

En el reportaje hay buenas panorámicas:
Vista de la Antequeruela en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Vista desde la Puerta del Sol de Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

San Juan de los Reyes:
Monasterio de San Juan de los Reyes en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Monasterio de San Juan de los Reyes en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
Monasterio de San Juan de los Reyes en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme

Se trata en definitiva de un interesantísimo y extenso reportaje que sé que a muchos os va a hacer disfrutar, y que a muchos estudiosos de la arqueología y restauración de nuestros días le puede resultar de utilidad. Sirva de homenaje a la figura del genial Jacques Revault.
Vendedor de Cerámica en la Calle Reyes Católicos en Toledo en agosto de 1965. Fotografía de Jacques Revault © e-Médiathèque | Médiathèque SHS de la Maison méditerranéenne des sciences de l'homme
© TOLEDO OLVIDADO
Maira Gall